Creative cities
Museo de Coghlan: Primera Acción/Exhibición de Gráfica Ferroviaria Coghlanense
Matilde Llambí
Artist and historian
comunidadpanarte@gmail.com

El pasado sábado 27 de noviembre tuvo lugar un happening en la Estación Coghlan ubicada entre las calles Roosevelt, Estomba y Rivera del emblemático barrio porteño de la Ciudad de Buenos Aires.

Esta iniciativa del Museo de Coghlan fue concebida por ABTE (Agrupación Boletos Tipo Edmondson), en coordinación con el colectivo artístico S A Oficina de Estampas, y contó con el auspicio de la Asociación de Amigos de la Estación Coghlan, además del apoyo y difusión de la Biblioteca de la Estación.

El evento fue descripto como “la primera acción- exposición del Museo” y durante el mismo se reabrió una boletería que había estado clausurada por 25 años a la que se le restituyó la reja original que estaba faltante. Desde allí, se distribuyeron boletos impresos en el Museo Nacional Ferroviario a los transeúntes.

S A Oficina de Estampas, por su parte, utilizó la colección de sellos de ABTE correspondientes a las distintas administraciones públicas y privadas de la estación para elaborar y repartir piezas gráficas in situ. En el caso de algunos de estos sellos que ya se encontraban en muy mal estado, el colectivo se dio a la tarea de hacerlos a nuevo para la ocasión.

Más allá del plano de la acción, el suceso también se postuló como una oportunidad para indagar sobre la función de los Museos en la contemporaneidad, pensar en las características que hacen de los objetos y materiales patrimonio y evaluar las políticas que vienen fijando una agenda de desguace y desmantelamiento del acervo ferroviario argentino.

ABTE tiene una larga tradición en el rescate y puesta en valor de la cultura ferroviaria, labor que viene implicando desde fines de los ‘90 tanto la restauración de estaciones, carteles y piezas a su esplendor original, como la realización de grandes exposiciones con materiales y documentos en distintos Museos. Como entidad, nació durante el auge del paradigma individualista global para concentrar- como en un gesto de sabia rebeldía- la historia de la percepción, la arqueología de la vida cotidiana, la investigación y la restauración en un esfuerzo coordinado y colectivo por reproducir historia geográfica específica en el presente.

La agrupación deriva su nombre de algo tan fáctico como las colecciones de boletos, pero se asienta sobre la utopía metafórica de un país comunicado en el que viajar y trasladar bienes era rápido, eficiente y accesible. Hay algo de la cultura ferroviaria que evoca el momento en el que se pudo soñar un destino común para la mayoría, y que es patente en las imágenes de la llegada de los primeros trenes a las estaciones. “La gente venía a saludar, o a ver pasar el tren” porque no era el tren lo que llegaba, sino una muy esperada sensación de democratización del progreso. Para una patria que venía atormentada por episodios suscesivos de violencia, este oasis hizo de los trenes un capítulo histórico amable de revisitar.

Lejos de ironizar o dramatizar, ABTE propone un accionar conciente de que hay algo que cuidar y algo que amerita un cierto orgullo derivativo de ese tiempo de optimismo en el que las comunicaciones prometían tanto.

 Una vez más, la agrupación puso a la historia al servicio de la identidad  para celebrar un espacio a sabiendas de que las personas que conocen su historia, los esfuerzos detrás de cada episodio y las aspiraciones de cada época, no solo viven vidas más ricas sino que son más difíciles de confundir en la desjerarquización del flujo de las redes virtuales globales. Según las palabras de Patricio Larrambebere “Es visibilizar la historia del lugar en donde -sucede: el happening está inscripto en el tiempo y el espacio.”

Inaugurada el 1 de febrero de 1891, la Estación Coghlan fue construida por la Compañía Nacional de Ferrocarriles Pobladores en un predio de 30 hectáreas de una zona de chacras y quintas que luego se transformaría en el barrio. El nombre deriva del ingeniero ferroviario irlandés John Coghlan, quien pasó 30 años de su vida en la Argentina interviniendo de manera decisiva en temas ferroviarios y de infraestructura.

Next:
A soft architecture. Interview with Elian Chali about “Plano inesperado”, the mural presented by the Museum of Modern Art of Buenos Aires